lunes, 15 de enero de 2018

QUEVEDO DE PDVSA: IGNORANTE AL GALOPE


La entrevista que le hace el reputa…dísimo  José Vicente Rangel al ministro, Presidente de PDVSA, zar de la vivienda y General Manuel Quevedo, es una deplorable muestra de la pudrición existente en el seno del narco-régimen venezolano.
Al preguntar Rangel sobre la situación financiera de PDVSA el “petrolero” Quevedo responde: “Su futuro está comprometido”.  No exagera el “experto”. PDVSA tiene, al menos, 15 años de continua declinación, de ininterrumpido colapso gerencial, operacional y financiero, de progresiva destrucción a manos de los gerentes y políticos del chavismo. En esa empresa han metido las pezuñas Ciavaldini, Rodríguez Araque, Ramírez, del Pino, Martínez, Asdrúbal Chávez, ahora Quevedo. Todos, por supuesto, bajo la tutela catastrófica de los Castro, de Chávez y de Maduro.  Por lo tanto, no es que el futuro de PDVSA esté “comprometido. Es que la empresa ya está destruida a las manos de esa pandilla de ineptos y corruptos.
“Afortunadamente”, agrega Quevedo, aquí vengo yo. “Mi designación apunta a sacar a PDVSA adelante”. ¿Cómo? “mediante la producción y de los mecanismos para hacerla rentable”.
El “experto” de uniforme acaba de descubrir  que “el gasto de funcionamiento de PDVSA es muy elevado”. Un descubrimiento que no debería sorprenderlo, ya que mientras menos produce la empresa mayor es su costo de producción. Pero no es solo el colapso de la producción. Es que regalan  o  subsidian el petróleo a otros países, como Cuba, República Dominicana, Jamaica, Nicaragua, etc. y, además, le perdonan las deudas, en su afán de  comprar lealtades políticas.  No solo eso,  sino que se endeudan con China, país que ya les ha dado unos $70. 000 millones, comprometiendo para el pago de esa deuda una parte importante de la producción. Han utilizado ese dinero chino para perpetuarse en el poder, no para invertirlo en la industria petrolera. Tienen 150.000 empleados,  cinco veces más del necesario, muchos de ellos reposeros o enchufados por razones políticas y los tienen “planificando” la empresa. Y, más aún, le agrega Quevedo a Rangel: “van a participar en la investigación”.  Que vergüenza!  
Quevedo dice que esos costos altos de PDVSA son “el producto de las decisiones que se tomaron”. Admite que esas decisiones fueron trágicas pero no muestra ninguna señal de verdadera rectificación.  Quevedo confiesa que hay días que a PDVSA no le entra ni un centavo. Será por eso que se han dedicado a lavar dinero de otras actividades no-petroleras. Quevedo tiene la audacia o el desparpajo, no sé cómo llamarlo, de decir que el año 2017 fue para PDVSA de “muchas victorias”. En 2017 la producción se vino abajo, CITGO estaba hipotecada, los gerentes eran denunciados por ladrones, toda la plana mayor resultó ser corrupta, la empresa no pagaba a sus proveedores, le paraban los tanqueros en los puertos extranjeros por maula”. ¿Por Dios, cuáles fueron las victorias?
Quevedo comete el mismo error de sus predecesores, al alegar que PDVSA “ha sido víctima de un bloqueo, de ataques al sistema, en contra de la refinación nacional, en oleoductos, en la faja petrolífera”… Para este espécimen el colapso de la empresa no fue debido a la ineptitud y a la corrupción del régimen sino a los “ataques externos”.   Nos causa vergüenza observar como este hombre no tiene ni el conocimiento ni la honestidad para identificar las verdaderas causas de la tragedia de la empresa que maneja.
Pero, no solamente falla este personaje en identificar correctamente las causas del fracaso sino que promete lo imposible, revelando ignorancia combinada con mala fe. Dice que  Así como el 2017 fue un año muy difícil… el año 2018 es un año de recuperación. Después de haber tocado ese mínimo histórico, estamos cercanos nuevamente a 1.900.000 barriles de petróleo al día. Ya tenemos una estrategia, la estrategia de recuperación progresiva, una estrategia de recuperación que va a permitir a la industria petrolera sanear sus finanzas (…) El año 2018 es un año de mucha recuperación. Estamos hablando de un crecimiento, de una estrategia completa…estamos hablando de incrementar un millón de barriles de petróleo tenemos que considerar que en el año 2018 tenemos previsto también una declinación de 588.000 barriles de petróleo/día. O sea, tenemos que hacer las inversiones necesarias para un crecimiento, pero un crecimiento que considere la declinación. … el año 2018 será de recuperación para llevar (la producción) cercano a los 2.500.000 barriles de petróleo por día. Esa es nuestra meta”.
Quevedo no sabe de qué está hablando. Para elevar la producción en 2018 a 2.500.000 barriles diarios sería necesario generar alrededor de un millón de barriles diarios nuevos de producción, es decir, 600.000 barriles diarios netos, más unos 400.000 barriles diarios para compensar por la declinación de los yacimientos durante el año.
 Una empresa en caos, en colapso, sin dinero, sin gerencia, sin organización, sin logística, en total estado de desmoralización, corrupta hasta el tuétano, no puede hacer esto. Quevedo hace lo mismo que han hecho sus predecesores: prometer lo que no puede cumplir.
Y el tipo va más allá todavía, porque la audacia es gratis en el chavismo. Dice que va a llegar en cinco años “al compromiso que adquirimos con nuestro comandante eterno Hugo Chávez,  a seis millones de barriles de petróleo. Es una meta. Es una meta exigente”. Lo prometieron en 2008, lo prometieron en 2012, lo prometieron en 2015, lo prometen ahora”. Nunca han cumplido. Y, por supuesto, Quevedo no tiene cinco años. A lo sumo estará cinco meses en PDVSA.

Yo digo que esta gente debe ir a la cárcel. Basta de engaños, basta de ignorancia.

domingo, 14 de enero de 2018

RAFAEL LAZO Y YO: 70 AÑOS DESPUÉS


Crecí en Los Teques, entre los años de 1933 y 1950, cuando me fui a estudiar geología en Tulsa, Oklahoma. Esos años de infancia y adolescencia en Los Teques fueron de gran felicidad, a pesar de Pérez Jiménez.
El pueblo era idílico, lleno de gente original, maravillosa, que pertenecería en una novela de García Márquez: el Padre Romero, con su bastón amenazador; el campanero llamado “Morocho”, quien se había caído de cabeza del campanario y había roto el pavimento; mujeres barbudas; muertos que eran transportados al cementerio a ritmo de guaracha;  poetas maravillosos como Rubén Ángel Hurtado y Carlos Gottberg;  filósofos naturales como Federico Escobar; periodistas maravillosos como Julio Barroeta Lara; el maravilloso Liceo San José, fábrica de buenos ciudadanos; las bellas muchachas; la retreta dominical; los amigos con quienes caminábamos incesantemente de un extremo al otro del pueblo; los comunistas amables como Manuel Mota y el Chino Landaeta.  
Ese pueblo ya no existe, ahora es una ciudad en caos, irreconocible para quienes nacieron y crecieron en el pueblo del mismo nombre. Como fue el caso de Rafael, Chilo, Lazo y mío. Chilo vive en Caracas y enfrenta la tragedia actual con un envidiable sentido del humor y dignidad. Yo estoy muy lejos del país. De Los Teques que conocimos solo  quedan memorias amables.
Chilo me escribe sobre la actualidad del país y me dice: “Pasa lo que no debe pasar y lo que debe pasar no pasa. Soy venezolano, quiero este país, mis padres, hermanos y nietos nacimos aquí, los bisnietos nacieron fuera de Venezuela, hijos de unos padres que se fueron porque no encontraron espacio para vivir, ahora se la mantienen añorando a Venezuela, hasta que ya no piensen más en ella y termine por desdibujarse en sus mentes. Es terrible lo que está ocurriendo, la vida se ha vuelto dura, muy dura para los residentes de Venezuela. Se ha escrito tanto, se ha dicho tanto, adonde uno llega lo que encuentra es gente protestando, hablando mal del gobierno y sus dirigentes quienes no dan un paso al frente para arreglar las cosas. Vengo de pasar las navidades y el año nuevo en Margarita, allí es mayor el desabastecimiento e inflación que en “tierra firme”. Voy a los supermercados Central Madeirense y Unicasa, unas “cadenas” construidas por una generación de portugueses trabajadores quienes con su esfuerzo sacaron este país de ser un mercado de pulperías. El local de Central Madeirense es enorme, creo que el más grande de Venezuela y ver este gigante “pelado” con los estantes vacíos lo que produce es una mezcla de angustia y desazón. Igual con Unicasa. Al regresar a Caracas voy a un supermercado Don Sancho en el Llanito y no hay nada que comprar, igualmente las estanterías vacías. Esto se acentuó con la decisión del gobierno de obligarlos a vender a precios bajo el costo y arrasaron con las existencias que no repondrán y terminarán por cerrar. Podría escribir una novela con esta triste, cruel, terrible situación venezolana, describiendo lo que uno aprecia todos los días cuando sale a la calle. Dejémoslo hasta aquí, pues esto enferma. Buenos días, me voy a caminar. 13/01/2017, POR VENEZUELA SIEMPRE. AUN EN LAS PEORES CIRCUNSTANCIAS.
Así me escribe Chilo Lazo, desde Venezuela. Termina diciendo: por Venezuela siempre, aún en las peores circunstancias. Su niñez y adolescencia felices en Los Teques seguramente le dieron la fortaleza espiritual necesaria para seguir siendo un gran venezolano, aún después de tantas decepciones y tristezas.

70 años después Rafael Lazo aún está en la trinchera de lucha por una Venezuela  mejor. Su felicidad tequeña durante su niñez y adolescencia tiene mucho que ver con su indomable venezolanidad. Estamos juntos, Chilo. 

sábado, 13 de enero de 2018

Los negociados en República Dominicana no pueden levantar sanciones contra el narco-régimen


Jorge Rodríguez dice hoy lo siguiente en Noticiero Digital: “Estamos muy cerca de un acuerdo definitivo de convivencia y paz… y ese acuerdo de convivencia será, precisamente, la contención de quienes agreden de manera falaz… feroz, a la patria venezolana… que permita combatir la agresión económica… (y) las sanciones”.
Según este malhechor los negociados que se llevan a cabo en la República Dominicana entre el narco-régimen y un grupo de venezolanos, quienes no representan debidamente a nuestro país, produciría el cese de las sanciones a los 100 funcionarios militares y civiles del narco-régimen quienes han sido listados por los Estados Unidos y Canadá por violaciones a los derechos humanos y por su corrupción y participación en actividades de narcotráfico.
Lista Parcial de los Sancionados
Nicolás Maduro Moros
Tibisay Lucena Ramírez
Elías José Jaua Milano
Tareck Zaidan El Aissami Maddah
Tarek Willians Saab Halabi
Néstor Luis Reverol Torres
Roy Antonio María Chaderton Matos
María Iris Varela Rangel
Pedro Miguel Carreño Escobar
Diosdado Cabello Rondón
Susana Virgina Barreiros Rodríguez
Freddy Alirio Bernal Rosales
Delcy Eloína Rodríguez Gómez
Tania D’amelio Cardiet
Aristóbulo Isturíz Almeida
Jorge Jésus Rodríguez Gómez
Francisco José Ameliach Orta
Carlos Alfredo Pérez Ampueda
Sergio José Rivero Marcano
Jesús Rafael Suárez Chourio
Carmen Teresa Meléndez Rivas
Bladimir Humberto Lugo Armas
Gustavo Enrique González López
Elvis Eduardo Hidrobo Amoroso
Remigio Ceballos Ichaso
Antonio José Benavides Torres
Hermann Eduardo Escarrá Malavé
Sandra Oblitas Ruzza
Socorro Elizabeth Hernández Hernández
Maikel José Moreno Pérez
Gladys Maria Gutiérrez Alvarado
Juan José Mendoza Jover
Luis Fernando Damiani Bustillos
Lourdes Benicia Suárez Anderson
Carmen Auxiliadora Zuleta De Merchán
Arcadio De Jesús Delgado Rosales
Calixto Antonio Ortega Ríos
Andrés Eloy Méndez González
Manuel Enrique Galindo Ballesteros
Vladimir Padrino López
-Ramón Rodríguez Chacín.
-Henry Rangel Silva.
-Hugo Carvajal.
-Rafael Ramírez.
-Francisco Rangel Gómez.
-Darío Vivas.
-Clíver Alcalá Córdones.
-Gustavo González López.
-Miguel Vivas Landino.
-Manuel Bernal Martínez.
-Manuel Pérez Urdaneta.
-Katherine Haringhton.
-Carlos Malpica Flores.
-Justo Noguera Pietri.
-Sergio Rivero Marcano.
-Carlos Pérez Ampueda.
-Franklin García Duque.
-Simón Zerpa Delgado.
-Alejandro Fleming.
-Rocco Albisinni

Faltan algunos militares y otros rateros en esta lista pero ella indica con claridad que el régimen chavista/madurista está identificado mundialmente como pandilla de criminales.
¿Puede esta lista, basada en hechos criminales conocidos por todos los venezolanos y por los países que la han generado, ser borrada porque en República Dominicana un grupo de los sancionados se reúne con gente que no representa debidamente a los venezolanos y tratan de llegar a acuerdos de convivencia y de conveniencia para sus tribus políticas? Pretender que el levantamiento de las sanciones pueda ser un resultado de las manipulaciones que se llevan a cabo en República Dominicana es desconocer los principios más elementales de la ética.
Estas negociaciones en la República Dominicana continúan su curso, de manera semi-clandestina. Lo último que sucedió fue que tres de los “asesores” del grupo de la MUD anunciaron en tweets el fracaso de la última ronda pero tales tweets fueron posteriormente retirados. Hasta en estos asuntos elementales de tener voceros autorizados y oportunos fracasa el grupo que dice llamarse de oposición democrática. Esta fue la información:
ND / 13 ene 2018.- Tres asesores de la oposición venezolana publicaron tuits, en un lapso de 11 minutos, anunciando el fracaso de la negociación con el Gobierno nacional. Se trata de Jorge Roig, Juan Manuel Rafalli, y Asdrúbal Oliveros, quienes minutos más tarde borraron los mensajes antes del anuncio de la extensión del diálogo hasta el sábado.
A continuación los tuits y la hora:
Jorge Roig, 10:54pm: “No hubo acuerdo como era de esperarse. La perversa combinación del Gobierno y Zapatero decidieron que no haya elecciones libres. Los catastrofistas que esperaban que se reconociera la ANC se quedaron con los crespos hechos”.
Juan Manuel Rafalli, 11:00pm: “Lamentable actitud del Gobierno. No reconoce catástrofe nacional y no están dispuestos a garantizar elecciones libres y limpias. Hicimos todo lo posible…”
Asdrúbal Oliveros, 11:05pm: "No hay acuerdo. Gobierno no cumple con el tema de las garantías para las elecciones. Y no vamos a aceptarlo. Es mejor cero acuerdo que un acuerdo malo. La crisis agrava frente a un gobierno indolente que se niega a una salida institucional”.

La mala zarzuela que se lleva a cabo en la República Dominicana contribuye a la sobrevivencia del narco-régimen y al empeoramiento de la tragedia venezolana y  debe dar paso a una acción decidida de los venezolanos dignos y de los países democráticos del mundo para rebelarse abiertamente en contra del narco-régimen. Se requiere la acción conjunta interna y externa: En Venezuela, la protesta ciudadana, en el mundo el corte de relaciones y las sanciones económicas e individuales.

Este narco-régimen está cayéndose gracias a las presiones internacionales y  a pesar de los esfuerzos de la MUD por apuntalarlo. 

viernes, 12 de enero de 2018

MEMO A LOS DIALOGUISTAS, COLABORACIONISTAS Y OTROS ISTAS

El hambre, las enfermedades, la humillación constante del pueblo, las promesas incumplidas, la esclavitud del CLAP, la electricidad colapsada, el Metro hecho un desastre, PDVSA en caos y en manos de ladrones e ineptos, los narco-generales en control de la fuerza Armada, los cubanos mandando, el éxodo masivo de venezolanos hacia Colombia, Brasil y el Caribe, un gobierno donde hampones como los hermanos Rodríguez manejan los hilos de la política y de la información.
Venezuela es un país destruido, en manos de una pandilla de malhechores y con una oposición en manos de gente como Manuel Rosales y Henri Falcón, quienes colaboran abiertamente con el narco-régimen.  

Y todavía hay gente que pide diálogo, que define el diálogo como  ‘la única alternativa posible”, ver lo que dice Luis Vicente León hoy : http://www.noticierodigital.com/2018/01/lvl-no-esperen-acuerdo-garantice-cambio-gobierno/
Hay que tener agua en las venas para seguir hablando de diálogo y de reconciliación en la Venezuela de hoy. La gente que sigue hablando así es cómplice, conscientemente o no, de la tragedia venezolana. En nuestro país no hay sino una sola alternativa: la salida del narco-régimen del poder y su reemplazo por un gobierno democrático y honesto, el cual pueda comenzar la larga tarea de reconstruir al país.

 Denuncio abiertamente a quienes todavía persisten en “arreglarse por las buenas” con un régimen de ladrones y asesinos. Quienes lo hacen se han convertido en parte del problema. No puede haber medias tintas en nuestro pobre país. O hay rebelión o hay entrega. El narco-régimen debe ser expulsado y creo que una acción conjunta del Grupo de Lima, USA, Canadá y la Unión Europea puede hacerlo. Si esa comunidad democrática de países corta relaciones diplomáticas con el narco-r[régimen, si le aplican sanciones económicas, ese narco-régimen va a caer. Esos países deben imponer, por la fuerza de la ley internacional,  una entrada de alimentos y medicinas al país.
Es cierto que en el mundo hay tragedias humanitarias similares y hasta peores que la nuestra. Pero, apartando las crisis de Haití, nunca habíamos presenciado tragedia semejante en nuestra región, a la que ha experimentado Venezuela bajo el mando corrupto y cruel del chavismo. 
Ya el pueblo venezolano parece haber perdido la voluntad de rebelarse, ojalá esté equivocado. Pero lo que sí es cierto es los miembros del narco-régimen y sus colaboradores deben pagar por sus crímenes. No puede haber amnistías, ni perdones. Ello desvirtuaría totalmente cualquier intento de restablecer la democracia en Venezuela.
 Maduro, su pandilla, el chavismo ladrón, sus cómplices y la oposición comprobablemente colaboracionista deberán pagar por sus crímenes. Si Venezuela no se decide  a limpiar la podredumbre, permanecerá envuelta en ella. ¿Y, entonces, qué clase de país tendremos?

¿QUE VENEZUELA TENDREMOS: UNA VENEZUELA LIMPIA, UNA VENEZUELA MEDIO PRODRIDA O UNA VENEZUELA PODRIDA?  TU DECIDES. 

lunes, 8 de enero de 2018

DIEZ CAUSAS DE LA DESTRUCCIÓN DE VENEZUELA: 1999-2017


¿Qué nos ha pasado? ¿Por qué Venezuela se transformó de democracia  imperfecta  en dictadura inepta y corrompida en apenas 18 años? Por supuesto, la causa fundamental fue la aparición en la escena política de un venezolano ignorante, cruel y abusador llamado Hugo Chávez, quien se rodeó de gente deseosa de venganza étnica o social. Pero hubo actitudes surgidas en el seno de la sociedad venezolana que hicieron posible la tragedia, actitudes que aún existen en nuestra sociedad. De no identificarlas y combatirlas estaremos expuestos a sufrir otra tragedia similar en el futuro a mediano plazo.  Deseo contribuir a este análisis,  resumiendo  lo – que en mi criterio - han sido las diez actitudes colectivas que hicieron posible la destrucción de Venezuela en el siglo XXI.
Esta es mi lista:
1.   EL CHEQUE EN BLANCO
2.   GUARDAMOS SILENCIO FRENTE A LA AGRESIÓN A LAS INSTITUCIONES
3.   LOS IGNORANTES Y LOS OPORTUNISTAS ABRAZARON EL FRAUDE DE LA CONSTITUYENTE
4.   AFLORÓ EL BANDIDAJE MILITAR
5.   LA COMPLICIDAD DE LOS NIÑOS BIEN
6.   QUIEN CEDE EN LO PEQUEÑO TERMINA CEDIENDO EN LO GRANDE: EL OLVIDO DE LA ÉTICA
7.   TOLERAMOS  LOS SÍMBOLOS DEL FASCISMO
8.   LA TRISTE ESCASEZ DE GRANDES GESTOS
9.   LA PROSTITUCIÓN DE LOS CONCEPTOS DE PATRIOTISMO Y DE SOBERANÍA
10.                   LA COMPLICIDAD DEL PSEUDO LIDERAZGO

1.   EL CHEQUE EN BLANCO
Las elecciones presidenciales de 1998 llevaron a Hugo Chávez al poder en 1999. Fueron libres y transparentes. Ganó quien quiso el país que ganara. Hasta allí todo iba bien y todos los venezolanos acatamos la decisión. La primera indicación sólida que tuve de que las cosas no irían bien fue cuando Chávez se juramentó en el Congreso Nacional, frente a todas las instituciones del país, frente al presidente Caldera y procediera a juramentarse de manera ilegítima, agrediendo a la Constitución. Esa agresión fue aceptada en silencio por todos quienes allí se encontraban. La representación de nuestra democracia guardó silencio, inclinó la cabeza.  Quienes protestamos en ese momento fuimos considerados malos perdedores. La democracia venezolana le firmó un cheque en blanco  al Chávez que llegaba con ansias de poder y represalias

2.   GUARDAMOS SILENCIO FRENTE A LA AGRESIÓN A LAS INSTITUCIONES
Desde el comienzo Chávez agredió a las instituciones. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de la época ayudó a convalidar sus agresiones. El Congreso de la época y las llamadas fuerzas vivas del país aceptaron estas agresiones en silencio. Muchos demócratas se sumaron con entusiasmo al nuevo estilo de gobierno impropio de una democracia. La ilegal convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria fue tolerada por esas instituciones. Las voces de los institucionalistas que criticaron esta convocatoria fueron dejadas a un lado.

3.   IGNORANTES, ILUSOS Y OPORTUNISTAS ABRAZARON EL FRAUDE DE LA CONSTITUYENTE
A pesar de las advertencias de los constitucionalistas venezolanos más destacados, no solo las clases trabajadoras – las cuales actuaron en espera de mejoras sustanciales -  sino buena parte de la clase media venezolana, aceptaron la figura de la Asamblea Nacional Constituyente, incluyendo la manera arbitraria como fue convocada y elegida. Las actuaciones de esta asamblea estuvieron claramente dirigidas hacia la progresiva destrucción de la democracia venezolana, mientras los venezolanos permanecían indiferentes o, peor aún, colaboraban activamente con el nuevo engendro, el cual eliminó tanto el poder judicial como el poder legislativo. En 1999 Chávez se convirtió en dictador, lo cual fue permitido por las cobardes élites venezolanas. Ello fue denunciado por Jorge Olavarría en discurso de Julio 1999, vox clamantis in deserto, cuyo discurso profético fue criticado por los altos mandos militares y hasta por representantes de la “democracia”  venezolana presentes en el recinto

4.   AFLORÓ EL BANDIDAJE MILITAR
En paralelo con la cobardía de las élites civiles venezolanas asistimos al afloramiento del bandidaje militar. Los ministros de la defensa comenzaron a hablar el lenguaje del dictador. Se comenzaron a escuchar absurdos saludos “revolucionarios” en las bocas de los militares traidores a su misión. Les fueron dadas posiciones en la administración pública a militares activos. Se les dieron millones de dólares a bandidos de uniforme, quienes se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana. El programa Bolívar 2000 fue el primero en una cadena de abusos y robos en el sector militar. Los desfiles militares anuales se convirtieron en exhibiciones de adulación y complicidad por parte los bandidos de uniforme. Todo ello fue acompañado de un marco de creciente corrupción militar que los llevó, eventualmente, al narcotráfico, al contrabando de extracción, a la represión en contra del pueblo y a la especulación con los alimentos. Hoy en día esta institución es execrable y, en mi opinión, irrecuperable (aunque sé que será punto menos que imposible eliminarla)   

5.   LA COMPLICIDAD DE LOS NIÑOS BIEN
Buena parte de la llamada sociedad venezolana, familias con apellidos conocidos, se sumaron al abuso de poder y a la creciente rebatiña del sector público, a  través de los negociados y los contratos con el régimen. Aunque los cómplices han sido de la más variada procedencia profesional, los más funestos han sido muchos banqueros y los amiguitos de los gerentes del Estado, quienes lograron multiplicidad de contratos  como intermediarios, sin tener empresas calificadas para hacer los trabajos o cuotas de dólares preferenciales para “importaciones” que nunca se efectuaron. Estos fueron los llamados boliburgueses o bolichicos y se hicieron multimillonarios por la vía de las notas estructuradas, de los dólares baratos y de los contratos amañados. La lista  de estos ladrones es larga y está en preparación por un grupo de investigadores venezolanos, entre quienes me cuento. No se irán ilesos

6.   QUIEN CEDE EN LO PEQUEÑO TERMINA CEDIENDO EN LO GRANDE
Esta ha sido la actitud de millones de venezolanos. Es una demostración de cobardía cívica que Timothy Snyder llama la “obediencia anticipatoria”, en su libro: “On Tyranny”, 2017.
En ese libo Snyder se pregunta: ¿Por qué Hitler invadió Austria? Porque el Canciller austríaco se le arrodilló. Su agresión contra los judíos fue vista con indiferencia y hasta con alegría por los ciudadanos alemanes. En nuestro caso miles de venezolanos no chavistas aceptamos “pequeñas” cosas que resultaron ser agresiones fundamentales en contra de la democracia: “el milloncito” del BCV; el culto a la personalidad del sátrapa ya fallecido; las dádivas a Cuba y la invasión de cubanos a Venezuela; la conversión de PDVSA en “empresa social”. Le dimos sonrisas a Chávez y este forajido terminó apropiándose del país: “Exprópiese”, repetía ante la indiferencia de los venezolanos. Preferimos el pragmatismo a la ética. Quien cede en lo pequeño termina cediendo en lo fundamental.

7.   TOLERAMOS LOS SÍMBOLOS TOTALITARIOS DEL SÁTRAPA
Al no rebelarse en contra de la creciente simbología fascista-socialista de Hugo Chávez los venezolanos permitimos el establecimiento de un ambiente ideológicamente podrido. Nunca nos alzamos en contra de los cubanos invasores. Nunca borramos de las paredes las consignas ofensivas a la democracia. Preferimos ser cómodos. Rechazamos a Chávez  en nuestro fuero interno pero no luchamos con decisión en su contra. Nos reíamos de los generales obesos y llenos de condecoraciones de hojalata que se atracaban al tratar de salir de los tanques, pero no vimos la tragedia que existía detrás de esa simbología rastrera y criminal. Peor aún, después de un cierto tiempo muchos venezolanos comenzaron a acostumbrarse a ver tales símbolos como parte normal del entorno. Lo mismo que sucedió en la Alemania de Hitler

8.   LA TRISTE ESCASEZ DE GRANDES GESTOS
Hemos tenido héroes. Franklin Brito es uno de ellos. Los comisarios Simonovis, Forero, Vivas, la jueza Alfiuni, Antonio Ledezma, Leopoldo López, María Corina Machado, investigadores en contra de la corrupción, periodistas honorables y corajudos como Manuel Malaver y muchos otros, alcaldes íntegros, dirigentes estudiantiles, jóvenes quienes ofrendaron sus vidas en la lucha contra la tiranía. Sería injusto no reconocerlos y mencionarlos, Deberemos crear un  nuevo panteón de héroes civiles para honrar estos grandes gestos. Esta es una lista que también debe hacerse,  tal como se elabora la lista de los criminales y ladrones del chavismo. Sin embargo, en un país de 30 millones de habitantes estos grandes gestos han sido relativamente pocos  y esencialmente incomprendidos. Leopoldo López fue abandonado por sus mismos colegas de la MUD, algunos de quienes llegaron a decir que “se lo merecía”

9.   LA PROSTITUCIÓN DE LOS CONCEPTOS DE  PATRIOTISMO Y DE SOBERANÍA
La ignorancia del venezolano promedio hizo posible que los conceptos de patriotismo y soberanía prostituidos en la boca de Chávez y de su pandilla siguieran teniendo aceptación. En materia petrolera lo que los chavistas llamaban  soberanía se convirtió en la entrega de la Faja del Orinoco a un grupo de empresas de países ideológicamente afines pero tecnológicamente atrasadas, las cuales arruinaron el proyecto, hasta tal grado que en los 18 años de satrapía chavista la Faja se ha estancado y ya no representa una buena opción para el futuro. Lo que Chávez llamaba patriotismo era  convertir a Venezuela en colonia cubana, objetico continuado  por el bufón que lo remplazó. La llamada independencia del imperialismo solo significó una variante diferente de la dependencia, esta vez como satélites de Rusia, China y Cuba. Es lamentable que estos dos conceptos sigan aplicándose de la manera criminal como lo han hecho los chavistas y que tanta gente siga pensando en ellos como válidos. Todavía hoy hay venezolanos quienes se dicen demócratas que hablan del “legado de Chávez”

10.                   LA COMPLICIDAD DEL PSEUDO-LIDERAZGO
El golpe de gracia a la democracia venezolana, el cual ha terminado por destruir la textura social venezolana y nos ha llevado a la anomía, ha sido la traición de muchos de los llamados demócratas, quienes se han plegado al narco-régimen chavista. Esta no ha sido una abrupta adhesión sino el resultado de la sucesión de pequeñas entregas que mencionamos arriba. Rosales, Falcón y sus acólitos a lo Semtei, los Timoteo Zambrano, los alcaldes que se arrodillan frente a la Asamblea Nacional “Constituyente”,  los manipuladores políticos, algunos fósiles políticos con ansias de resurrección,  todos han contribuido a extender la vida de la pandilla chavista en el poder y son, por lo tanto, cómplices de ese crimen.

        Estas no son las únicas razones de la tragedia venezolana  pero creo que por allí podemos comenzar a explicarnos el colapso venezolano. En este momento enfrentamos dos realidades. La primera es que Venezuela está destruida y tomará 10 o más años recuperarla. La segunda es que el país tendrá que aprender de esta tragedia, so pena de repetirla. El nivel de destrucción nacional es inmenso y va mucho más allá de lo material. Es sustancialmente espiritual. Si no hay una reacción de la Venezuela digna y un titánico esfuerzo de educación ciudadana en los próximos años, estaremos condenados a caer de nuevo en las garras de los bandidos, de los futuros Chávez y Maduros y de sus pandillas de seguidores, cuya ignorancia es abismal.  Sus deseos de venganza y su  codicia de riquezas son tribales, no nacionales. Hasta un Rafael Ramírez desea ser presidente.
No. Mil veces no. Venezuela no debe equivocarse de nuevo. Debe crearse  una nueva nación venezolana utilizando como base nuestra reserva de buenos ciudadanos. Será una labor de titanes pero se puede (y se debe) hacer. La base de este esfuerzo es la educación ciudadana y la aparición de un liderazgo honesto hasta el sacrificio.  

Si esto no se logra, Venezuela permanecerá en el  foso de las naciones del planeta. 

sábado, 6 de enero de 2018

Venezuela fue invadida por Cuba hace 15 años: es el momento de liberarla

VERSIÓN EN ESPAÑOL DEL ARTÍCULO QUE APARECE MÁS ABAJO EN ESTE BLOG
Como resultado de la astucia política Cubana y de la ignorancia y traición chavista Venezuela se ha convertido en una colonia Cubana dese los primeros años de este siglo. Todos, dentro y fuera de Venezuela, sabemos que hay miles de Cubanos insertados en todos los aspectos de la vida social, política y militar venezolana y que Hugo Chávez, primero, y Nicolás Maduro después viajaban y viajan incesantemente a La Habana a recibir instrucciones del amo. La enorme transferencia de riqueza venezolana a Cuba está bien documentada y  ha sido del orden de los $4000-5000 millones al año en forma de petróleo y dinero efectivo. Cuando el difunto Chávez se encontraba en La Habana, en control político y médico, hasta las reuniones del gabinete venezolano se llevaban a cabo en La Habana, en violación de las leyes del país.
El tutelaje de Venezuela por Cuba es uno de los capítulos más bochornosos de nuestra historia y uno por el cual los principales responsables son Chávez y Maduro. Ellos y sus cómplices tendrán que responder ante la historia, los muertos, y ante la justicia, los sobrevivientes.
Al inicio del siglo la oposición venezolana insistía que “este era un problema venezolano, a ser resuelto por venezolanos”. Líderes de la oposición se opusieron  vigorosamente a  cualquiera forma de sanción externa en contra del régimen, en exhibición de lo que consideré siempre simple patrioterismo. Viajaban a USA a pedir que no se impusieran estas sanciones a los violadores de los derechos humanos o a los narcotraficantes del régimen y de la Fuerza Armada.  
Al menos desde 2015, ver: http://www.eastwebside.com/gustavo-coronel-intervencion-inmediata-del-regimen-venezolano.html ;  http://tururutururu.com/gustavo-coronel-la-fuerza-armada-venezolana-corrupta-y-mandando/ ; http://critica24.com/index.php/2016/01/02/asombroso-carta-abierta-al-secretario-general-de-la-oea-por-gustavo-coronel/ ; http://jaquemateweb.com/gustavo-coronel-por-que-el-regimen-de-nicolas-maduro-debe-ser-intervenido/, he estado pidiendo la intervención extranjera en Venezuela porque he estado convencido de que la sociedad venezolana carece de la fuerza y voluntad necesarias para limpiar  sus establos y recuperar la democracia sin una decisiva cooperación externa. Algunos sectores de la llamada oposición, en especial los partidos políticos de Henri Falcón y Manuel Rosales están hoy colaborando con el narco-régimen y se han convertido en parte del problema. Ya controlan la directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela, la última institución legítima que nos queda.
Mi opinión no ha tenido mucho impacto, en parte porque la intervención externa en América latina es un tabú político, que viene desde la época de las intervenciones unilaterales de USA en la región. Este no es el caso hoy, La intervención que ha ocurrido en Venezuela ha sido la de Cuba, con la complicidad de traidores del chavismo y de algunos falsos miembros de la oposición.
Siempre he dicho que la blasfemia de hoy es el dogma del mañana. El respetado economista venezolano Ricardo Hausmann, hoy en Harvard, ha escrito un artículo llamando a la intervención militar en Venezuela, ver:https://www.project-syndicate.org/commentary/venezuela-catastrophe-military-intervention-by-ricardo-hausmann-2018-01.
En este artículo, Hausmann dice: “Targeted sanctions, managed by the US Office of Foreign Assets Control (OFAC), are hurting many of the thugs ruling Venezuela. But, measured in the tens of thousands of avoidable deaths and millions of additional Venezuelan refugees that will occur until the sanctions yield their intended effect, these measures are too slow at best. At worst, they will never work. After all, such sanctions have not led to regime change in Russia, North Korea, or Iran. This leaves us with an international military intervention, a solution that scares most Latin American governments because of a history of aggressive actions against their sovereign interests, especially in Mexico and Central America. But these may be the wrong historical analogies”. Es decir, piensa que la intervención militar externa es lo que resta por hacer para salvar al país.
Me alegra ver que Hausmann, quien tiene una indudable capacidad de moldear la opinión pública, se manifiesta a favor de esta intervención.  Yo estoy de acuerdo con el concepto. Pienso, sin embargo,  que Hausmann dejó de considerar dos etapas intermedias de la intervención. Las sanciones individuales deben continuar y acentuarse. Pero todavía no hemos visto sanciones económicas de consideración y tampoco hemos visto un rompimiento global de relaciones diplomáticas con el régimen de Maduro por el grupo de los 21, USA, Canadá y la Unión Europea. Tengo la impresión de que estas medidas serían suficientes.  

No estoy en contra de una intervención militar. Pienso, simplemente, que ella sería difícil de convenir  por los actores involucrados. Y, como dice Hausmann, el factor tiempo es esencial. 

Venezuela was invaded by Cuba 15 years ago: now is time to liberate it


As the result of Cuban political shrewdness and chavista ignorance and treachery Venezuela has become a Cuban colony since the early years of this century.  Everybody in and outside Venezuela  knows that there are thousands of Cubans in Venezuela, inserted in all facets of social, military and  political life, that Hugo Chavez then and Nicolas Maduro now, traveled and travel incessantly to Havana to receive their marching orders. The enormous transfer of wealth from Venezuela to Cuba, of the order of $4-5 billion per year in petroleum and cash, is well documented. When the dead Chavez was in Havana, under Cuban medical and political control, cabinet meetings were held in Havana and decisions were  made in violation of Venezuelan law.
Cuban tutelage of Venezuela is one of the most shameful events in Venezuelan history and Chavez, Maduro and their accomplices will have to answer for their treason to history (the dead) and to Justice (the survivors).
In the early years the Venezuelan opposition was adamant that this was a “Venezuelan problem, to be solved by Venezuelans”. Opposition leaders strongly opposed any form of external sanctions against the Venezuelan regime, in a display of what I always considered false patriotism. Opposition leaders, still active today, traveled to the U.S. to ask that individual sanctions not be imposed on violators of human rights and drug lords linked to the regime and to the Venezuelan military.
At least since 2015, see: http://www.eastwebside.com/gustavo-coronel-intervencion-inmediata-del-regimen-venezolano.html ;  http://tururutururu.com/gustavo-coronel-la-fuerza-armada-venezolana-corrupta-y-mandando/ ; http://critica24.com/index.php/2016/01/02/asombroso-carta-abierta-al-secretario-general-de-la-oea-por-gustavo-coronel/ ; http://jaquemateweb.com/gustavo-coronel-por-que-el-regimen-de-nicolas-maduro-debe-ser-intervenido/, I have been asking for outside intervention in Venezuela because I am convinced that Venezuelan society lacks enough strength to clean the government and restore democracy without a decisive help from outside. Some sectors of the so-called opposition, such as the parties of Henri Falcon and Manuel Rosales are currently collaborating with the regime and have become part of the problem. In fact, they now control the Board of the National Assembly, the only legitimate political institution left in Venezuela.
My opinion has not made many inroads because outside intervention is one of the political “taboos” of Latin America, derived from the years of unilateral U.S. intervention in Latin America. This is no longer the case. The intervention of Venezuela has been done by Castro’s Cuba, with the complicity of Chavista traitors and some false members of the opposition.
 I have always said that today’s blasphemy becomes, in time, accepted dogma. Respected Economist Ricardo Hausmann, now at Harvard, has written an article calling for military intervention in Venezuela, see:  https://www.project-syndicate.org/commentary/venezuela-catastrophe-military-intervention-by-ricardo-hausmann-2018-01. In this article Hausmann says: “Targeted sanctions, managed by the US Office of Foreign Assets Control (OFAC), are hurting many of the thugs ruling Venezuela. But, measured in the tens of thousands of avoidable deaths and millions of additional Venezuelan refugees that will occur until the sanctions yield their intended effect, these measures are too slow at best. At worst, they will never work. After all, such sanctions have not led to regime change in Russia, North Korea, or Iran. This leaves us with an international military intervention, a solution that scares most Latin American governments because of a history of aggressive actions against their sovereign interests, especially in Mexico and Central America. But these may be the wrong historical analogies”
I am glad to see that Hausmann, who carries much more weight in Venezuelan public opinion that I could, has come out in favor of strong and definitive external intervention in Venezuela.
I agree with the concept, of course. However, I find that Hausmann has left some intermediate steps out of the sequence. Individual sanctions should definitely be continued.  But we still have to see stronger global economic sanctions against Maduro and we still have to see a global diplomatic rupture of the Latin American Group of 21, the U.S., Canada and the European Union with Maduro’s narco-regime. I have the impression that a combination of these measures would do the job.
 It is not that I am against a regional military intervention. It is that I feel this would be a much more difficult step to be agreed by the actors involved. And, as Ricardo Hausmann says, time is of the essence.