viernes, 17 de noviembre de 2017

ANTONIO MACHADO, UN LIDERAZGO PARA LA DEMOCRACIA


Antonio Ledezma está en libertad. María Corina Machado está en libertad. Leopoldo espera. La combinación de Ledezma y de María Corina nos da el nombre del gran Antonio Machado, el gran poeta de la generación de 1898. Sus versos son los apropiados para darnos la pauta del camino que la Venezuela digna debe seguir, a fin de liberar a Venezuela del chavismo y de sus malignas adherencias disfrazadas de oposición, aquellas quienes van a validar sus alcaldías o gobernaciones, de rodillas frente a la ilegítima Asamblea Constituyente.
Dijo Antonio Machado:
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.


Junto a Antonio Machado hagamos el camino que lleve a la redención de Venezuela. 

Zimbabue se menea para quedar en el mismo sitio


La Venezuela del África, Zimbabue, fue despertada por el Canal 8 de allá con la noticia de que el Maduro de allá se había caído de Maduro, con la movida de mata del Diosdado Cabello (o El Aissami) de allá. Parece que trató de poner en la presidencia a la Cilia Flores de allá y el afro-Diosdado lo raspó. Como sucede en Venezuela o en Nicaragua y sucedía en Argentina, ese triángulo dictador-mujercita- jefe militar siempre termina en joropo. 
Hay semejanzas y diferencias entre Zimbabue y Venezuela.  Mugabe, el Maduro de allá, es un graduado universitario, mientras que nuestro Mugabe sabe firmar a duras penas, es un analfabeta funcional. La Cilia Flores de allá es una mujer de unos 52 años, llamada Chatunga (luego se puso el  nombre de Grace) y ya era la amante de Mugabe mientras estaba casada con un piloto de aviación. No sabemos si Chatunga tiene sobrinos o cuantos primos y tíos están enchufados en el gobierno.
Zimbabue ha padecido una inmensa inflación, la mayor de la historia moderna, pero el Mugabe venezolano trata desesperadamente de quitarle ese liderato, ayudado por el eficiente Tareck El Aissami. Sin embargo tendrá que esforzarse porque Zimbabue llegó a tener billetes de banco de un trillón de dólares de allá, mientras que Maduro apenas ha logrado imprimir un billete de Bs. 100.000 (vale algo así como un dólar y medio)
Zimbabwe es famoso por sus animales en las grandes reservas ecológicas. Venezuela también exhibe muchos animales, aunque están en Miraflores y en los ministerios y empresas del estado. El partido de Mugabe se llama ZANU, el de Maduro se llama PUS, es decir, no está nada “ZANU”.
El ejército de allá se parece mucho al de Venezuela, corrupto y violador de los derechos humanos. Los uniformados de Zimbabwe son los verdaderos dueños del poder y disfrutan de los contratos del gobierno, lo mismo que el criollo. En 2007 el líder de la oposición de Zimbabue fue apresado de manera arbitraria, junto con 50 otros miembros de la disidencia. En Venezuela, Maduro tiene bastante más de cien presos y los métodos utilizados son idénticos en su brutalidad y cinismo.
Las líneas aéreas se han ido de Zimbabue, también se han ido de Venezuela. Zimbabue tuvo turismo en una época, pero ya nadie desea ir allá. Lo mismo que en Venezuela, donde solo llegan los acreedores tratando de salvar lo salvable
En Zimbabue no hay dinero efectivo o comida en los mercados. Parecería que Harare está en Caracas o Caracas en Harare. .

¿Y ahora, que sucederá? Probablemente Nangagwa (el Cabello o El Aissami de allá) remplazará a Mugabe. Y Zimbabue, como Venezuela, permanecerá en el siglo XIX, con una población privada de lo esencial, con millones esperando que llegue la navidad para que el régimen les dé un pernil. 

LA VOZ DE UN ESCLAVO


Nicmer Evans: No iré a la ANC con la cabeza gacha pero tampoco me voy a negar

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Chavistas y maduristas pelean por PDVSA: dos calvos peleando por un peine


El chavismo de Rafael Ramírez y el madurismo de Del Pino y Martínez comienzan a darse dentelladas por PDVSA, la empresa que arruinaron. El espectáculo es macabro. Los dos grupos integrados por gene rapaz e inepta comienzan a escupir hacia arriba, triste espectáculo que nos recuerda lo dicho por Jorge Luis Borges sobre el conflicto de Las Malvinas: dos clavos peleando por un peine. La PDVSA madurista de Del Pino y Martínez apunta su dedo acusador hacia la PDVSA de Ramírez, mientras que este utiliza a sus acólitos (no les quedan muchos)  para defenderse de estos ataques. El reciente artículo de Toby Valderrama y Antonio Aponte en APORREA es una de estas defensas, aunque bien pobre, ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a255229.html.
El artículo se llama: “La verdadera intención del ataque artero a PDVSA” y dice, entre otras cosas, lo siguiente (en negritas e itálicas, con mis comentarios después de cada cita):
1.       Es un error del fiscal Saab presentar a los presuntos corruptos [de PDVSA] como convictos y confesos, engendrar una cadena nacional para someterlos al escarnio público.
Se refieren los articulistas a los 42 gerentes denunciados por Tareck Saab como corruptos, quienes vienen de la PDVSA antigua, gente como Pedro León, Orlando Chacín y otros empleados y contratistas  de la arruinada empresa. El problema de Valderrama y Aponte con estas detenciones  es que tienen relación con la PDVSA “de Chávez” y de Rafael Ramírez.
2.      Hacer un show de los delitos (si los hubo) en la petrolera es una insensatez, se le hace un daño a la moral del país, de PDVSA. Allí se necesitaba discreción, de esa manera se daría una señal de eficacia y no se levantarían sospechas de una persecución política. Da la impresión de que para conseguir intereses políticos subalternos (desprestigiar a dirigentes históricos) se sacrifica el honor de la petrolera.
Hay que ver que estos señores son bien descarados. ¿Es insensatez trae a la luz pública los delitos en PDVSA? Si hay algo que reprocharle al narco-régimen es que los crímenes en PDVSA han permanecido ocultos por demasiado tiempo. La verdad es que los articulistas muestran su inmoralidad al decir que debían manejarse estos desafueros con “discreción”, para “no hacerle daño a la moral del país”. Precisamente permanecer en silencio es lo que daña la moral del país. Las acusaciones de Saab vienen sobre peces relativamente pequeños ya que todavía se resisten a denunciar  a las ballenas que hicieron posible los once mil millones de dólares saqueados a PDVSA durante la dictadura de Ramírez en PDVSA y en el sector energético
3.      El fracaso de la PDVSA de Chávez les va muy bien a los reformistas, muestran la supuesta ineficacia de la propiedad social, justifican la privatización, triunfa la tesis de Eulogio del Pino, acabarían con la PDVSA de Chávez, dejarían el camino expedito a la propiedad capitalista.
¿Qué estupidez es esa de la PDVSA “de Chávez”? PDVSA siempre fue del pueblo venezolano hasta que llegaron Chávez y su chofer Maduro y la arruinaron. Los articulistas pretenden que esta PDVSA “de Maduro” lo que desea es arruinar a la PDVSA “de Chávez”. Lo cierto es que ambas PDVSA son una pocilga. Tanto la “de Chávez” como la “de Maduro” han sido empresas integradas por delincuentes e ineptos. Desde 2003 en adelante la empresa se prostituyó, bajo Ali Rodríguez, bajo Rafael Ramírez, bajo Eulogio del Pino. Pasó de ser una empresa petrolera a ser una quincalla indigna donde se manejaban pollos, búfalos, adoboncitos, sorgo y viviendas mal construidas en lugar de petróleo, donde se lavaba y se lava dinero, donde los contratos se dan a dedo a los amigos del narco-régimen, una empresa en quiebra financiera, operacional y moral. Las dos PDVSA, la de Chávez y la de Maduro, deben ir al cesto de la basura.
4.      Si realmente quisieran luchar contra la corrupción, si verdaderamente quisieran defender el patrimonio patrio, atacarían el problema en su origen, explicarían las relaciones espirituales de la corrupción con la moral capitalista. En ellos no hay una lección ética, no se dice, no pueden decir que el capitalismo, su ética, seduce a los corruptos; que son manifestación de la ética capitalista, que su pecado fue dejarse pescar.
Según estos señores la corrupción en la PDVSA “de Chávez” y “de Maduro” no es culpa de ellos sino de ‘las relaciones espirituales de la corrupción con la moral capitalista”, frase que suena impresionante pero que es puro blá, blá, blá. Digan la verdad: la corrupción en esta PDVSA de Chávez y de Maduro es el resultado de un grupo de ladrones colocados en posición de tomar decisiones sobre contratos  multimillonarios. Lo demás es cuento. La PDVSA chavista y madurista ha sido nido de una cleptocracia codiciosa y sin escrúpulos, actuando en un ambiente de total impunidad. Hay miles de millones de dólares en los bolsillos de estos delincuentes.

Lo que está sucediendo hoy es, simplemente, una fractura entre delincuentes chavistas y maduristas, una pugna entre coleópteros del pantano que está sacando a flote parte de la pudrición. 

martes, 14 de noviembre de 2017

La voz del manipulador político que no piensa en Venezuela

Habla Manuel Rosales, candidato a gobernador del Zulia, traicionando al verdadero elegido y haciéndole el juego al narco-régimen. Pobre Venezuela con estos líderes de pacotilla:
"La ANC fue quien convocó las elecciones regionales, así que quien participó en ellas está consciente de eso. ¿Cómo es que se desconoce lo que al principio reconociste? Estaré con los alcaldes de Venezuela. Iré a donde tenga que ir y juraré donde tenga que jurar. Esto no es un problema jurídico sino político porque la asamblea lo que quiere es enviar un mensaje de que somos sumisos. 
No considero lógica la postura de decir que se exigirán condiciones en elecciones presidenciales y no participar en las venideras municipales, y así entregar todas las alcaldías al gobierno. El valor más importante de la oposición es la unidad, sin eso no hay posibilidad de victorias en el futuro. La MUD no se acabó. Yo creo que hay que revisarla, corregirla, ver cómo se han tomado las decisiones. 

Manuel Rosales
Dirigente de Un Nuevo Tiempo
Rojo rojito

Rosales no sabe que este es un problema MORAL 

viernes, 10 de noviembre de 2017

País en quiebra, régimen podrido y oposición entreguista: un triángulo de la muerte


Los dos primeros lados de este triángulo fatídico no requieren mucha explicación. El país está al borde de la cesación de pagos y la población está inerme frente al desabastecimiento, sufriendo las mayores privaciones de su historia desde la emigración a Oriente en 1814. El régimen está integrado por ladrones, traficantes de drogas, militares traidores a su misión, lavadores de dinero y, en general, por burócratas ineptos y rapaces. Calificarlo de podrido no es una exageración.
Es el tercer componente del triángulo el que merece algunos comentarios, ya que su naturaleza ha ido cambiando en el tiempo, desde una oposición aguerrida, contundente, a lo que es hoy un verdadero carnaval de entregas, traiciones y mediocridad.  Con la honrosa excepción de  Antonio Ledezma y María Corina Machado, respetando el silencio forzoso de Leopoldo López y admirando a los líderes estudiantiles mayoritariamente leales  a sus principios, una creciente tropa de lo que solía ser la oposición organizada en la MUD está actuando como los mejores amigos del régimen.  Algunos ejemplos recientes: la entrega ante la ilegal Asamblea Nacional Constituyente  de los gobernadores de Acción Democrática electos; las convocatorias a votar en las llamadas elecciones municipales que hacen políticos en retiro como Claudio Fermín y Eduardo Fernández; la candidatura de Manuel Rosales a la gobernación del Zulia, traicionando así al verdadero ganador en esas elecciones; la precandidatura presidencial de Henri Falcón aupada por el “encuestador” y constituyentista Oscar Schemel (Dios los cría y ellos se juntan), el anuncio de la precandidatura presidencial de Andrés Velásquez, la candidatura de Yon Goicochea a una alcaldía, a escasas horas de haber sido liberado por el régimen; las absurdas maromas de Henry Ramos Allup. Parecería que estos y otros líderes han sido inyectados de una droga maldita que les lleva a abandonar su posición principista para adoptar un pragmatismo exagerado que se confunde con la entrega. En mi libro esta gente no tiene excusa para la gran bajada de calzones que están promoviendo.
El colmo de  esta posición oportunista ha sido el regreso a lo que el diputado Luis Florido y Julio Borges llaman a veces un diálogo, otras veces una negociación, algunas veces una facilitación con el narco-régimen, la cual llega en un momento en el cual la presión externa sobre el régimen se incrementa. Se da, de nuevo, el paradójico caso de unos países más duros contra el narco-régimen que “nuestra” oposición. Ya Canadá, USA y la Unión Europea han sancionado a más de 75 criminales del régimen, incluyendo aquellos con quienes nuestra gelatinosa oposición se va a sentar a  “dialogar”. Esto me parece intolerable y una indicación trágica de que mucha de la llamada oposición no era más que un grupo de mercenarios al servicio de “cuanto hay pá eso”.

Se requiere urgentemente la rebelión ciudadana, de los venezolanos dignos en contra de este arroz con mango moral que estamos presenciando. 

NOTA de ultima hora:
Electricidad de Caracas está en DEFAULT.  Dice Russ Dallen lo siguiente: 
Venezuela's Electricidad de Caracas declared in default

 
Hoy, 11:55 a.m.
 


As we warned yesterday, Electricidad de Caracas has been officially declared in default by its Trustee, Wilmington Trust. I have attached the Official Declaration from the Trustee. The ISDA hearing on the failure to pay the PDVSA 17 principal on time begins in 10 minutes. The ultimate payment of the principal last night is unlikely to change that the 3 business day threshold was crossed and we expect a result of the Determinations Committee to be released some time in the afternoon.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Libro sobre Venezuela de Raúl Gallegos: mis comentarios

                                                     BOOK REVIEW

 CORRUPTION AND PROGRESSIVE ISOLATION


  • CRUDE NATION: How Oil Riches Ruined Venezuela
  • By Raul Gallegos
  • Potomac Books, 2016
  • HB, 226 pages, US$34.95
  • ISBN: 978-1-6123-4770-7

  • Click here to buy CRUDE NATION: How Oil Riches Ruined Venezuela